miércoles, 11 de marzo de 2015

Año de elecciones: "Puedo prometer y prometo..."

Llega la temporada de elecciones y aquí no se libra ni el tato. Todos intentan rascar votos de donde se pueda independientemente del color de pelo, de ojos, la talla o el gusto culinario de cada uno. 
Tocan todos los palos de la baraja: educación, sanidad, economía... y cómo no iba a ser menos... la familia. 

¿A qué viene todo esto? 


Hace unos días publiqué en la página de facebook un artículo en el que ya simplemente el titular lo dejaba caer: "Galicia ampliará el permiso por parto, adopción o acogimiento a 18 semanas".
Yo si que me "parto", pero de risa. 

España se encuentra en el octavo puesto europeo en cuanto a la baja maternal se refiere (con 16 semanas), muy lejos de países como Suiza (con sus 480 días).
¡Qué maravilloso sería poder disfrutar de la infancia de nuestros hijos a tiempo completo! ¿Utopía? No, hay países que en parte lo consiguen. Lo que es necesario es que los políticos se dejen de tonterías y unifiquen sus criterios en aspectos importantes de la vida como es la familia. 
La realidad nos muestra que España es un país que va directamente enfocada a una sociedad envejecida. Lo vemos en las tablas demográficas, las proyecciones de pirámides de población, los estudios de economía... No es un vulgar comentario, es la vida misma. ¿Dónde quedó el cheque regalo? ¿Dónde están las medidas para favorecer a las familias? ¿Cómo se va a sustentar la población si no se toman soluciones para aplacar este problema? Se necesitan medidas contundentes, políticas pronatalistas para evitar esta situación. Y lo más importante, que no sean meras especulaciones, o intentos de rascar votos, sino medidas eficaces consensuadas entre todos los partidos políticos para que sean duraderas y no efímeros oasis en un mar de continuos problemas.


Vista la tabla seguro que más de uno se ha quedado sorprendido (incluido yo).

Las noticias a las que he hecho referencia las podéis encontrar en:

6 comentarios:

  1. Yo también me parto. Totalmente de acuerdo.
    Y la tabla me ha sorprendido, pero además en los dos sentidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si puedo, mañana analizaré un dato al respecto que quizá hemos podido pasar por alto. Te dejo con la intriga... :)

      Eliminar
  2. El título ya me daba miedo Roberto, pero ver la tabla me ha dejado a cuadros. Pensar que hay países más pobres que nosotros, a priori, y que sin embargo tienen unos derechos familiares bastante superiores a los nuestros da mucho que pensar. El problema, llámame pesimista, es que hoy por hoy lo sigo considerando una utopía. Y no porque no se pueda conseguir, sino simple y llánamente porque a ninguno de nuestros partidos políticos, sean del signo que sean, les interesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llámame optimista, pero el gobierno tarde o temprano (más bien tarde), tendrá que poner medidas.... España está envejeciendo.

      Eliminar
    2. Llámame optimista, pero el gobierno tarde o temprano (más bien tarde), tendrá que poner medidas.... España está envejeciendo.

      Eliminar
    3. Ves? Me das la razón. Hoy por hoy nada, más bien tarde (como tú dices) :-)

      Eliminar