domingo, 27 de noviembre de 2016

No es oro todo lo que reluce

Nadie dijo que este proceso iba a resultar sencillo ni que el resultado fuera a ser maravilloso. Nuestra estancia en Hungría no ha resultado nada fácil. Muchísimas dificultades de todo tipo: desde el idioma, pasando por un excesivo cansancio físico y sobre todo psicológico, hasta las grandes dificultades de adaptación no sólo por nuestra parte sino también de nuestros pequeños.
Mentiría si dijera que estoy satisfecho. Hoy por hoy la balanza se inclina hacia el lado negativo pero confío que con el tiempo se equilibre hacia una situación "normal".
Envidio a las familias que han realizado el proceso sin dificultades; las que me dijeron que habían conseguido establecer un vínculo más que afectivo con los niños. A lo largo de este tiempo he echado en falta cierta sinceridad por parte de otras familias que sólo contaban la parte positiva y ocultaban, no sé por qué razón, muchos de los problemas con los que nosotros nos hemos encontrado. Quizá si los hubiera conocido a tiempo mi situación hubiera sido diferente.
Cuando una familia realiza el periodo de convivencia con los niños nadie te habla de cómo actúan, del rechazo, de la agresividad, de su comportamiento. La mayoría se limita a decir que los niños les agotan y que se necesita mucha paciencia. Es a posteriori cuando tras los problemas y consultar casi de forma temerosa por la situación por la que uno está pasando, cuando acceden a relatar alguna de estas situaciones. Previamente uno piensa que lo que está ocurriendo sólo le está pasando a él, y esto afecta emocional y psicológicamente a la familia en conjunto.
Podría contar cientos de anécdotas y situaciones vividas pero no me encuentro con ánimo de hacerlo. Si he decidido escribir esta entrada en el blog es por aquellas familias que me han seguido durante mucho tiempo y que me han preguntado si iba a continuar con el blog.
Lamentablemente no. Este es el punto y final de un maratón al que he llegado con muchas dificultades.
Gracias, gracias, y mil gracias a todos los que durante años habéis estado ahí animando y apoyando este blog.

18 comentarios:

  1. Nadie dijo que este camino iba a ser fácil, y si lo dicen, creo que viven en otro planeta
    Muchos ánimos, mucha fuerza, y te aconsejaría que no te encierres en esta burbuja. Existe mucha gente dispuesta en ayudar familias como la vuestra, profesionales y amigos
    Cuenta conmigo si lo deseas
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Queridos amigos... Es muy complicado tener que abordar una adaptación tan dura: y más tratándose de dos pequeños... Pero tras tanto tiempo siguiendo vuestra aventura, si de algo estoy seguro, es del amor y de la fuerza y determinación que os movían a conseguir ser padres. Por tanto, tampoco tengo la menor duda que esto que hoy se antoja tan complicado e incluso doloroso por momentos, se convertirá en normalidad (quizás relativa, puesto que las alarmas siempre estarán presentes, tratando de prevenir cualquier tipo de problema) en un periodo de tiempo que deseamos no sea muy prolongado. Es triste sentir frustración en estas palabras; pero aunque posiblemente en distinta medida en cada caso, siempre pueden estar presentes en determinados momentos, aún pareciendo tenerlo todo controlado. Es muy difícil asimilar esa falta de adaptación, cuando uno no desea sino ofrecer cariño, cuidados y posibilidades a sus hijos...pero tus palabras, me han hecho meditar mucho hoy: y no encuentro tampoco las palabras para expresar ese sentimiento y esos pensamientos que tendrán nuestros hijos ante tantos cambios; ante una vida completamente distinta a lo que quizás ellos conocen. Por mucho que imaginemos, es complicado tratar de ponernos en su piel; y por ello, quizás podamos pensar que la situación no sea exactamente como la pudimos soñar (o en ocasiones, si...aunque sin duda, mucho más complicado de lo que se antoja en un principio)...o tal vez, que no sea todo tan perfecto como lo eran nuestros mejores deseos. Pero también debemos pensar, que tampoco nosotros somos perfectos; y que siempre podemos seguir pensando en cómo dar la vuelta a ciertas situaciones; aunque en muchas ocasiones debamos echar mano de profesionales y de todos los medios a nuestro alcance. Cada niño es un mundo, como lo somos cada adulto...y cada uno tiene unas necesidades y requiere un modo para superar sus carencias.
    Créeme cuando te digo que siento profundamente esa desesperación o frustración que parece desprenderse de tus palabras, pero créeme también cuando te expreso mi convencimiento de que sois más que capaces para convertir esta situación, en aquella que tantas veces hemos sentido a través de tus palabras. Todo aquello que aprendisteis y emprendisteis por y para vuestros hijos, podréis aplicarlo a pesar de no ser fácil... tiempo al tiempo. Deseamos que sea así, y muy pronto podáis encontrar el momento y la libertad de poder trasladarnos la felicidad de vuestra familia, que seguiremos esperando y por supuesto deseando.
    Un abrazo y mucha fuerza y ánimo... No desesperéis, aunque por momentos, la situación pueda pareceros incontrolable. Y gracias también por tu sinceridad ante una situación difícil y tan ingrata. Y confiad mucho en vosotros, porque ellos lo necesitan: ya veréis como así, "convertiréis en oro, todo lo que toquéis"...

    ResponderEliminar
  3. Llevábamos mucho tiempo esperando esta entrada y ciertamente no es como lo habíamos imaginado; sin embargo creo que es muy valiente por tu parte dar la cara ante una situación complicada como la describes. Y además creo que es necesario que las parejas que están pensando en adoptar se encuentren con un testimonio de este tipo porque, como bien dices, la inmensa mayoría de la gente, por mil razones, nunca cuenta la cara amarga de la adopción.
    Me apena mucho que no quieras continuar con el blog porque verdaderamente considero que tus aportaciones son de una valía inmensa y que pueden llegarlo a ser aún mucho más. Y estoy segura de que muchas familias se han sentido identificadas contigo cuando has contado que no todo es tan bonito como lo cuentan. Tu blog es más necesario que nunca.
    Mucho ánimo

    ResponderEliminar
  4. Roberto, me dejas sin palabras.... De Verdad que nos sabe mal el momento que estáis viviendo, pero sabemos sin duda que haréis lo "imposible" para superar esos baches...
    Los que os seguimos de hace tiempo, sabemos el amor y la entrega que tenéis hacia vuestros niños...y seguro que finalmente todo lo que hagáis se transformará en "oro" como bien dice Luismi.
    Mucho ánimo y mucha fuerza!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Roberto, te queremos dar entre todos nuestro apoyo, ya verás que cada día vuestros hijos estarán más y más felices, estoy convencida de eso. Ya veras, con esos platitos húngaros tan buenos que haces y todo el cariño que habéis acumulado todos estos años, solo falta que pase un pelín de tiempo más.

    Mucha paciencia, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Roberto, siento enormemente la situación tan difícil que estáis viviendo porque se cuanta ilusión, deseo, esperanza y proyectos depositamos en nuestros proyectos de adopción. Es cierto que nadie cuenta lo difícil, los problemas, las dudas, los miedos y sobre todo la dificultad de la adaptación, por eso creo que entre todos tenemos que hacer que se exprese la realidad, lo que hay mas allá de las luces y la galería, el día a día.
    Ahora es mas que necesario tomaros un tiempo, volcaros con vuestros hijos y sobre todo cuidaros a vosotros, a la pareja, sois vuestro gran y máximo apoyo. Y cuando pase la tormenta... aquí estaremos encantados de volver a leerte y contarnos el lado "no tan luminoso" de la adopción.
    Ánimo, paciencia, amor y no perdáis la ilusión.
    Un abrazo enorme a ambos.

    ResponderEliminar
  7. Mucho animo Roberto. No os desespereis nosotros llevamos un ano con el nino y no veas como cambian y eso que al principio nos pegaba nos mordia y nos llamaba de todo pedimos ayuda y nos dijeron que estaba muy a

    ResponderEliminar
  8. Que estaba muy asustado hemos tenido muxa paciencia y decidimos solo castigarlo cuando hiciese algo grave y lo demas perdonarlo para fomentar su autoestima usamos el buen humor la empatia y hablamos muxo con el.Cada vez se porta mejor y esta mas tranquilo pero necesitan muxo tiempo para sentirse seguros y adaptarse a todo sobre todo si son mas mayores como el nuestro q ya tiene seis anos. Venga muxo animo y muxa fuerza que ellos os necesitan.

    ResponderEliminar
  9. Hola quiero ponerme en contacto con ustedes. Estamos informandonos sobre adopción internacional y Hungría es un país dentro de los que consideramos posibles destinos. Si tienen un grupo de facebook o alguna otra alternativa de comunicación agradecere me contacten. Saludos cordiales Roxana de Argentina.

    ResponderEliminar
  10. Ánimo Roberto! Tú mejor que nadie sabías que la adopción no es un camino de rosas, que aunque la gente no siempre cuente todas las intimidades un niño adoptado soporta una mochila, unos miedos y una inseguridad que solo el tiempo puede curar. No me cabe duda que estáis haciendo un trabajo maravilloso con los niños, aunque hoy por hoy los resultados no sean visibles. Paciencia, sé que es fácil decirlo y difícil llevarlo a la práctica, pero estoy segura de que el tiempo pondrá las cosas en su sitio. Y, por supuesto, sabes que puedes contar con nosotros. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Tienes toda la razon, los blogs y foros donde solo se ve lo rosa y no cuentan para nada los problemas de adaptacion sino solo lo bueno no sirven sino para ampliar el ego del que escribe y de paso perjudicar al que espera. Te invito a leer blogs/foros de otro tipo. Mas transparentes y realistas. Crudos, que cuentan los problemas de adaptacion,de apego... Solo conociendo la realidad pura de la adopcion y el porque esos niños estan alli (por haber sido abandonados por sus familias biologicas, no por satisfacer nuestra ansia de maternidad)podremos hacer algo. Ser fuertes por ellos que no eligieron ser adoptados, acudir a profesionales (los 4), dejaros ayudar. No se si seria buena idea contactar con algun grupo de familias acogedoras. Ellas tienen mas costumbre en niños con mochilas muy cargadas y son personas que realmente aman a los niños

    ResponderEliminar
  12. Hola Roberto. Siento la situación en qué os encontráis, y espero/confío que poco a poco vaya mejorando.

    Poco puedo añadir a lo que ya te han dicho. Creo que cada mensaje toca puntos muy interesantes a considerar. Sólo darte la referencia de un libro que se deja leer muy bien y que a mi me fue muy útil. No es de adopción. Y tengo que decir que la adapatación de mi hija no fue muy dura (o yo no la viví como tal). En respecto a ella, siempre digo que yo sólo puedo imaginarme como la vivió ella: a veces se la veía superadísima!!

    El libro me sirvió a mi para recoger recursos y tratarla según como se comportaba. Me explico. Mi hija tenía 4 años cuando llegó y a veces se comportaba como mucho más pequeña, otras parecía bastante más mayor... en definitiva que lo que me servía un día otro me ayudaba poco. El autor describe las diferentes etapas de los niños y cómo abordar los conflictos que pueden surgir de su (y nuestra) actitud. Como educador que eres quizás te diga pocas cosas nuevas. A mi como madre me ayudaba a identificar los distintos comportamientos de mi hija.

    Martínez López, Miguel C. Cómo abordar los pequeños y grandes conflictos cotidianos. EDITORIAL GRAO / 978-84-7827-475-8

    Abrazos para toda la familia.

    ResponderEliminar
  13. Entro aquí de vez en cuando esperando que las cosas vayan mejor... un abrazo, compañero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No encuentro tu correo, y tu blog es de acceso sólo para invitados. Sólo decirte que las cosas no van como esperábamos, pero seguimos intentándolo.
      Gracias !!

      Eliminar
    2. Hola Roberto. Nosotros también pasamos por una dura adaptación...No es fácil sobre todo porque solo el tiempo hace que nuestros hijos vayan cogiendo confianza. Hay que pasar por rabietas, frustraciones y muchísima paciencia. Ya intercambiamos unos correos antes de vuestra adjudicación. Pero sigo ofreciendo mi apoyo para cualquier cosa que necesiteis, de corazón. Mucho ánimo, que cada día está más cerca el equilibrio

      Eliminar
  14. Hola Roberto, todas las semanas miro el blog confiando en que lo retomes. Todas las familias que te hemos seguido estos años nos hemos sentido en cierto modo huerfanas tras tu ausencia. Hoy mas que nunca necesitamos opiniones y vivencias de familias que no edulcoren esta realidad. Con ilusion y proyecto de ser padres no es suficiente. Las primeras semanas son muy duras, lejos de la familia que es la que mas te puede ayudar. Crees que al regresar a tu casa, a tu entorno, todo sera mas facil. Pero no. Por que no hablamos abiertamente de la depresion post adopción? Y afecta a padres y madres. Creemos que nada mas verles y conocerles nos va a invadir la felicidad y este es un proceso largo.A veces te invade el miedo porque crees que no lo estas haciendo bien. Solo los que estan en tu situación te pueden entender. Pero la mayoria de los blogs no cuentan esta verdad. Necesitamos que familias como la vuestra nos sirvan de apoyo. Ni.los queremos mas ni los queremos menos, somos humanos y es dificil encajar las piezas hasta que llegue una situación de normalidad. Dentro de poco habrá pasado un año desde que conociste a tus enanos. Solo espero que la situacion vaya mejorando, todos pensamos que en un año las cosas iran mejor cuando estamos en proceso de adaptacion y vínculo. Es posible tener mas vinculo hacia un hijo que hacia otro? Como afecta todo a la pareja, familia, entorno??? Roberto, te necesitamos para avanzar todos juntos en la Felicidad de nuestros hijos. Vuelve pronto y un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Querida familia, hace ahora un año por estas fechas que recibisteis la esperada llamada que tanto tiempo llevabais esperando y compartisteis con esta gran familia virtual. Pero la sensacion que tenemos desde entonces es de desasosiego. Miramos el blog por si la situacion ha cambiado. Necesitamos saber como ha evolucionado vuestra historia, aquella que hemos compartido desde los inicios con vosotros. Es duro, porque idealizamos la paternidad/maternidad y cuando nuestros hijos vienen con un pasado y una historia en la mochila, es dificil ir superando los retos y barreras. Tenemos miedo y la familia no siempre sabe como ayudarnos. Por eso tenemos que apoyarnos entre la familia virtual. Roberto, como estais? Como estan vuestros pequeños? Seguro que a medida que ha ido pasando el tiempo la situacion ha mejorado o eso queremos creer... Necesitamos tener noticias vuestras, que retomes el blog y contar historias de verdad, sin azucares añadidos a esta realidad. Entre todos podemos ayudarnos y canalizar frustraciones y compartir alegrias. No somos peores padres por decirlo en voz alta. Al contrario, creo que somos valientes de reconocer que hay situaciones que nos superan. Ahora que vienen vacaciones escolares, toma aire y vuelve con nosotros. Te echamos de menos... Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Hola Roberto, me encuentro al inicio de tu historia, y cada semana miro el blog con la esperanza de que añadas algo nuevo. Deseo de todo corazón que lo que primero fué muy dificil de encajar esté ahora encontrando su sitio.
    Entiendo que es es tu momento, no el momento de compartir sino el de interiorizar, pero quiero darte las gracias, porque tu historia nos ha puesto a todos un poco los pies en el suelo.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar