miércoles, 28 de agosto de 2013

¿Cómo movernos por Budapest? Medios de Transporte.


La adopción en Hungría pasa por tener que estar entorno a unos 43 días allí, . Nadie nos asegura que tengamos que estar en la capital (lo más probable es que tengamos que desplazarlos a alguna localidad aledaña). Sin embargo, si disponemos de tiempo suficiente es posible que podamos realizar alguna excursión o visitar algunas zonas. Os mostraré un recorrido por los principales medios de transporte, esperando que pueda ser de utilidad.
 
* Si vamos en coche hay 1.976 km de distancia. No, no sonriáis, esta distancia es en línea recta (jejeje), en realidad habría que recorrer 2518 km por carretera (esto ya es otra cosa). Serían unas 23 horas. Se recomienda llevar un buen mapa de carreteras, un Tom Tom actualizado y llevar la ruta más o menos planificada. Si buscamos en google maps nos podemos hacer una idea de como sería el trayecto: https://maps.google.es/maps?hl=es&tab=wl . Nos proponen tres alternativas: A 2, A 4 o bien A 64 y A 4.
*Si optamos por el avión. El tiempo estimado es de unas 4 horas 40 minutos, sin escalas. Los vuelos salen del Aeropuerto de Barajas (salidas internacionales) y llegan al aeropuerto Ferihegy (Budapest).
 Existen tres terminales: 1, 2A y 2B. La Terminal 1, se ha modernizado recientemente y se utiliza para compañías aéreas económicas. La Terminal 2A es para todos los vuelos de la compañía aérea nacional Malév. La Terminal 2B es para vuelos internacionales y para otras compañías aéreas. Las últimas dos terminales se combinarán para formar una gran terminal.
 
¿Cómo movernos una vez estemos en el aeropuerto de Budapest para trasladarnos al centro?
 
* Utilizar el tren es una opción económica. Ya que por unos 300 florines húngaros (más o menos 1 euro) llegamos en 25 minutos al centro de la ciudad, concretamente a la estación de Western Railway Station.
[ Para hacer la conversión de la moneda he utilizado la página http://themoneyconverter.com/ES/EUR/HUF.aspx , pero hay muchos conversores de moneda en internet].
El tren funciona en horario 9:00 a 22:00.
* Autobús. Es la opción más barata para llegar al centro. Sale del aeropuerto y lleva hasta la estación de metro Köbánya-Kispest, primera parada de la línea 3 (azul). El precio son unos 350 florines ( 1,16 E ). ¿Por qué digo que es la opción más barata? Porque si pensamos posteriormente coger tranvías, otros autobuses o metro, podemos coger un bono que nos abarataría los transportes. El autobús que va del aeropuerto al centro de la ciudad es el 200E. Tiene espacio suficiente para poder colocar el equipaje.
También podemos optar por comprar la Tarjeta Budapest Card (para 1, 2 ó 3 días) que nos incluye los desplazamientos de forma ilimitada, y descuentos en restaurantes, museos, monumentos, etc. Tanto el bono como la Tarjeta Budapest Card se pueden comprar en el Aeropuerto, de manera que podemos utilizarlos ya desde el primer momento.
* Transfer. Son los denominados "Traslados" que uno puede contratar directamente cuando contrata el billete de avión o lo podéis hacer por vuestra cuenta en páginas concretas desde España. Un chófer estará en el aeropuerto con un cartelito en el que pone vuestro nombre/apellidos y os lleva al hotel. La ventaja de este medio es que es rápido y partís de una cantidad fija de dinero.
* Taxi. El precio varía dependiendo de la zona a la que os queráis dirigir (existen 4 tarifas/zonas), variando el precio entre los 3800 y 6500 florines (12,6 E - 21,56 E).
* Rent a Car. En las terminales 2A y 2B, se encuentran los mostradores para las distintas compañías de alquiler de coches tales como: Avis, Budget, Europcar, Hertz, National Alamo y Sixt. Se puede realizar la reserva del alquiler de coches automóvil con antelación. El precio dependerá de la compañía que elijamos y de las prestaciones y el tipo de automóvil que queremos.
 
Bueno, pues ya estamos en el centro de Budapest. ¿Y ahora? Yo os recomiendo patear bien el centro, es la mejor forma de conocer las ciudades. Eso sí, con un mapa (en los hoteles nos pueden proporcionar un mapa turístico para poder desenvolvernos con normalidad). Pero claro hay lugares que están alejados y hay que visitar. Por tanto os remiendo que utilicéis los autobuses, tranvías, y en último lugar el metro. ¿Por qué en último lugar? Porque si viajamos bajo tierra nos perdemos mucho del exterior.
 
Os dejo un enlace a una página en la que podéis consultar los planos de metro, tranvías y autobuses de Budapest. Podéis ampliarlos para haceros una idea, y también los podéis pedir en el punto de información turística del aeropuerto (que seguro que están actualidados).  http://www.google.es/imgres?imgurl=&imgrefurl=http%3A%2F%2Fvisitbudapest.travel%2Fbudapest-info%2Fbudapest-map%2F&h=0&w=0&sz=1&tbnid=qkj34JenKOXj6M&tbnh=185&tbnw=273&zoom=1&docid=0XEWtEOzX9XaoM&hl=es&ei=C4UdUuuhKejz0gW_9oCACw&ved=0CAIQsCU
 
 
Ya en este punto, lo único que nos queda es planificar nuestros itinerarios particulares y disfrutar de la ciudad. Espero que os haya gustado.
 
 
 
 
 
 






 

lunes, 26 de agosto de 2013

COMIDA HÚNGARA ( I ). GOULASH ó GULASH

Tal y como os comenté, y teniendo en cuenta que aún no sabemos las edades de nuestros futuros niños. Se me plantea qué comidas prepararles cuando lleguen. Es posible que estén acostumbrados a determinados platos y sabores. Y no estaría de más que algunos sabores les fueran familiares. Por ello me he decantado por buscar una receta de goulash/gulash, que es el plato típico de Hungría.
 
El Gulash está considerado como uno de los estofados o guisos de carne más antiguos. A veces puede ser un guiso espeso, y otras más caldoso, llegando a ser considerado una sopa de carne. Principalmente estaba compuesto de carne, cebollas y manteca, y con el tiempo se le han ido añadiendo nuevos ingredientes: patatas, pimientos, ajo, vino, carne de liebre, de cerdo, de cordero, de pollo, etc. Uno de sus ingredientes definitivos es el pimentón o paprika. Como supongo que no tendremos en casa paprika húngara, os recomiendo que utilicéis pimentón de la vera (tiene un toque ahumado muy rico). Si alguno os gusta el picante tenéis la opción de poner pimentón picante al gusto. La receta que os voy a enseñar hoy la he preparado yo mismo (que sepáis que las recetas que os ponga en adelante previamente estarán preparadas por mí, de manera que así puedo dar mi opinión y no se tratará de una mera receta elegida en internet). Teniendo en cuenta que soy un cocinillas y me encanta disfrutar preparando y saboreando la comida, os aseguro que no os defraudará.
 
Hay muchas variedades de Gulash, yo he elegido la sencilla y vosotros podéis añadir nuevos ingredientes que al final os diré por si queréis ir haciendo variaciones. (Sería una forma de hacer dinámico y más divertido este plato)
Ingredientes para 4/5 personas:

- 1 kg de carne de ternera
- Aceite de oliva suave (media taza de las de café)
- 3 cebollas medianas
- 3 tomates maduros medianos
- 2 cucharadas soperas rasas de pimentón/paprika (picante o dulce, eso es al gusto de cada uno)
- Sal
- 1 litro de agua o caldo de carne (lo podéis hacer con dos pastillas de Avecrem, o con dos cucharadas de Bovril, lo venden en todos los hipermercados como Carrefour, Mercadona, Alcampo...)
- Harina para la carne (la necesaria para sofreír un poquito la carne y darle cuerpo)

Opcional: (Yo lo he añadido)
- Enharinar la carne
- 1 zanahoria mediana
- Vino blanco (dos dedos índice medidos en una tacita de las de café)

Opcional (Yo no lo he añadido)
- Carne de cerdo, liebre, buey, conejo en lugar de ternera.
- Manteca en lugar de aceite.
- 3 patatas medianas
- Vino tinto en lugar de vino blanco.
- Dos dientes de ajo.
- 1 hola de laurel.
- Un pimiento rojo partido en daditos
- Nata agria (este ingrediente es muy típico en Hungría). Se añade al servir, cada uno se echa la cantidad que quiera. Se suele poner en una salsera.
- Nata para cocinar (algunos la utilizan para espesar la salsa)

Modo de Preparación:

1º) Quitar la posible grasa que tenga la carne y cortar en dados de 2-3 cm. Ponerle sal, enharinar.
2º) En una olla/cazuela (yo he utilizado olla) coloca el aceite y cuando esté caliente añade la carne. Remover para que se dore por todos los lados. Apartar la carne en un plato.
3º) En la misma olla y con el aceite y jugos que nos han quedado saltear las cebollas y la zanahoria que previamente hemos cortado en juliana.
4º) Añadir los tomates pelados y en trozos. Remover.
5º) Añadir el vino blanco. Remover
6º) Añadir el caldo que previamente hemos preparado y una pizca de sal. Remover.
7º) Añadir la carne y el pimentón/paprika. Remover y llevar a cocción. Comprobar el punto de sal por si hay que añadir algo más.
8º) Colocar una tapa y a fuego lento dejar cocer a fuego lento durante una hora. El tiempo de cocción indicado es desde que se añade la carne. Dependiendo del tipo de cocina que uno tenga en casa puede que se necesite un poco más de tiempo o no en la cocción. Es conveniente ir viendo si se necesita más o menos tiempo. Lo podéis comprobar pinchando con un tenedor la carne.

Jó étvágyat  (¡Buen Provecho!)
 
Consejos:

Si la salsa sale poco espesa podéis añadir maicena o un poquito de harina. Si os decidís a incluir patatas, lo más probable es que la salsa espese un poco más.
Si queréis incluir patatas en el gulash, ponerlas cuando el guiso está a media cocción, ya que si lo ponéis antes se desharán con la salsa.
Tras el punto 7, probar la salsa. En mi caso necesité echar un poquito más de sal, y me hubiera gustado haber quitado un poquito de pimentón, pero aún así estaba muy rico.

El plato se puede acompañar con:
- Arroz blanco
- Pasta (spaetzle / ñoquis húngaros)
- Champiñones laminados
- Gulas
- Nata agria.
- En mi caso yo lo he puesto con ¡patatas fritas!
- Etc
 
Espero que no os haya liado mucho. He intentado ser lo más claro posible, pero si os animáis a prepararlo y tenéis alguna duda ya sabéis como contactar conmigo.




 
 
 
 
 

domingo, 25 de agosto de 2013

Gracias por vuestras más de 3000 visitas !!!!

Quisiera agradeceros a todos las más de 3000 visitas que habéis hecho a mi blog. Al principio cuando comencé a escribirlo ni se me pasó por la cabeza en ningún momento que llegaría a esta cifra. ¿Un hombre creando un blog sobre adopción? ¿Raro verdad? (que sepáis que no es el único que existe). La idea era contar paso a paso todo el proceso de adopción para que a aquellos que empezaban les sirviera de ayuda y de orientación. A medida que el proceso iba avanzando me he centrado en Hungría, país de mis futuros hijos, pero claro está que independientemente del país que cada uno haya elegido los problemas y dudas que surgen muchas veces son comunes para todos.
 
No sé si lo habéis visto, pero recientemente e incluido dos nuevos contenidos en el blog: un apartado por si me queréis escribir de forma personal y que el contenido no salga publicado directamente en el blog (se encuentra a la izquierda de la página principal bajo mi perfil); y por otro lado un traductor que se encuentra a la derecha de la página principal, bajo el indicador del número de visitas; en este caso es para facilitar la comprensión de la información para aquellas personas que visitan la página desde otros países o que tienen una nacionalidad distinta a la española. ¿Sabéis que hay personas que leen el blog desde otros continentes? A modo de curiosidad podéis comprobar como quedaría el texto que estáis leyendo si lo traducís al húngaro, búlgaro, ruso... (seguro que además de asustaros un poco por el idioma podéis aprender alguna palabreja, jejeje).
 
Agradezco a aquellos que os habéis subscrito, a los que me leéis, y los que hacéis comentarios y observaciones. Me han servido para mejorar/modificar y añadir la información que periódicamente os presento, y para hacer más dinámico este blog, y confío en que de aquí en adelante sean muchos más. Saber que hay personas que están pasando por la misma situación que yo, que tienen las mismas inquietudes, dudas, etc, hace que este proceso sea mucho más llevadero. Es como sentirte más seguro, con más fuerza, con nuevos ánimos y supone una recarga de paciencia y esperanza.
 
Cualquier elemento que echéis en falta hacédmelo saber y si está dentro de mis posibilidades y conocimientos informáticos (que no son muchos) intentaré solventarlos.
 
Muchas gracias a todos !!!


 

miércoles, 21 de agosto de 2013

¿MIS HIJOS SERÁN FUTBOLEROS? FUTBOL EN HUNGRÍA

El artículo de hoy es un tanto peculiar. Como recién aficionado al futbol (antes no me gustaba nada), me he preguntado por un momento si mis futuros hijos serán futboleros. ¿Curiosa pregunta, no? Y a partir de aquí he buscado información al respecto en Hungría.
 
En Hungría Ferenc Puskás es toda una leyenda. Este húngaro nacido en Budapest (1927-2006) fue considerado uno de los mejores futbolistas de la historia. Fue apodado "Cañoncito Pum Pum" debido a su infalible disparo de zurda y a sus goles. Además fue elegido por la FIFA el máximo goleador del siglo" y ocupa el 6º lugar en el ranking del mejor futbolista del siglo. Formó parte de la selección húngara "Los Magiares Mágicos", ganó las olimpiadas de Helsinki, la copa mundial de Suiza, etc. Formó parte del Real Madrid (con el cual me identifico) y ganó cinco campeonatos de liga (casi nada). De manera que si vais por alguno de los distritos de Hungría y veis una estatua dedicada a él (hay varias), ya sabéis por qué. Además en su honor se crearon varios sellos conmemorativos con su imagen. Existe un equipo de futbol "Puskas Academy" creado en su honor.
 
Como curiosidad, en la localidad madrileña de Moralzarzal hay un kiosko llamado Puskas. Se trata de un pequeño bar kiosco con una terraza amplia y agradable bajo la sombra de un montón de árboles.
Durante décadas ha servido como punto de encuentro para los amiguetes de la zona. Es ese lugar en el que siempre apetece tomar una cerveza fresquita. Ignoro si el dueño es húngaro, pero tiene toda la pinta.
 
Plantándonos en el presente os diré que también hay varios jugadores españoles que están jugando en equipos húngaros. Héctor Sánchez, A. Brachi, Walter Fernández(Videoton)/ Gallardo, Fernando, José Luque(Diosgyori)/ Antón (Ujpest). A fecha de hoy el equipo húngaro que ocupa el primer lugar en la clasificación de la liga de futbol húngara es el "Videotón".




 

miércoles, 14 de agosto de 2013

VUELTA DE VACACIONES. SIGO INFORMÁNDOME SOBRE HUNGRÍA: RELIGIÓN HÚNGARA

Tras unos días de vacaciones ya estoy de vuelta para continuar con el blog. ¿Sabíais que cuando hicimos el curso de formación creamos unas buenas amistades con algunos de las familias? Pues sí, y estamos en contacto con el resto. Algunos de ellos entregaron los informes psicosociales unos días antes que nosotros en la Comunidad de Madrid, y han recibido una carta certificada con el ID (Certificado de Idoneidad). Me alegro mucho por ellos, pero no logro quitarme de la cabeza que nosotros también hubiéramos podido tenerlo si no hubiera sido por el retraso en el error que cometieron al escribir mi DNI.
 
Algunos de nuestros amigos van a adoptar en Rusia, Vietnam, Nicaragua, Bulgaria... Cuando pase el mes de agosto hemos decidido quedar para poder intercambiar de nuevo nuestras experiencias ¿no es una pasada poder hablar de la adopción en vivo y en directo con familias que están pasando por tu misma situación con tus mismas inquietudes, procesos, temores y alegrías? A mí desde luego me anima, y me da una sensación de apoyo.
Cuando hablas con ellos es como si te cargaras las pilas, te llenas de energía y de ilusiones, y los problemas son menos problemas. Te sirve para conseguir más información del proceso, de los posibles inconvenientes y cómo solventarlos más adecuadamente. Además por mucho que comentes el proceso con tu mejor amigo o con tu familia, ellos que están pasando por tu misma situación son los que realmente te comprenden mucho mejor. Ya os comentaré los progresos en este aspecto.
 
Mi mujer me preguntó el otro día ¿qué estarán haciendo ahora nuestros peques? La verdad es que no me lo había planteado tan directamente. Desde luego que pienso en ellos muchísimo, pero mis pensamientos son de futuro (el encuentro, su adaptación, actividades,...) Esto me ha hecho pensar en si alguno de ellos habrá nacido ya o estará aún por llegar a este mundo, en sus edades... Uf ! Más cuestiones en las que pensar. No sé por qué razón pero me los imagino cogidos de la mano y yendo a todos los sitios juntos. Quizá sea porque pienso que están con falta de cariño y que entre ellos se ha creado un vínculo muy fuerte y de esta forma lo pueden afrontar mejor. Otra cuestión que me he planteado es si estarán bautizados. He seguido informándome al respecto.
 
Hungría es tradicionalmente un país católico con una minoría protestante. Más o menos unos dos tercios de la población es católica y casi una cuarta parte es protestante; los principales grupos protestantes son la iglesia reformada calvinista húngara y la iglesia luterana húngara. También hay una minoría judía de unos 100.000 miembros. En cualquier caso a nosotros nos gustaría bautizarlos. Y siguiendo con el tema religioso. ¿Sabéis quién es el patrón/patrona de Hungría? La patrona de Hungría es Santa Isabel. Normalmente aparece representada con un cesto de panes o de rosas. Su historia es muy peculiar. Os la comento.
 
 Todo se remonta a principios del siglo XIII. Isabel se quedó viuda siendo aún joven, dedicó su riqueza a los pobres, construyó hospitales. A partir de su canonización en 1236 se convirtió en un símbolo de caridad cristiana para toda Europa, extendiéndose su culto muy rápidamente y profundamente desde los territorios germánicos, polacos, húngaros, checos, hasta los italianos, ibéricos y franceses.
 
Santa Isabel tenía estirpe real, ya que era hija del rey Andrés II de Hungría. En 1221 Isabel se casó con Luis de Turingia y según los registros y leyendas, el matrimonio estuvo caracterizado por amor correspondido y felicidad. A Luis no le preocupaba demasiado el reparto de su riqueza entre los pobres que Isabel solía llevar a cabo, ya que creía que la labor caritativa de su esposa le traería una recompensa eterna. En 1226 cuando Thuringia se vio asolada por inundaciones, hambre y la plaga Luis tuvo que ausentarse para formar parte de la Dieta de Cremona. En esta ocasión, Isabel asumió el control de sus asuntos y repartió limosnas por todo su territorio, incluso dando vestidos y adornos de la corte a los pobres. Debajo del castillo de Wartburgo, hizo construir un hospital con 28 camas, y visitaba todos los días a los enfermos para atenderlos. 
 
La vida de Isabel cambió radicalmente cuando Luis murió a causa de la plaga. Pocos días después, Santa Isabel dio a luz a su hija. Isabel murió en Marburgo, no se sabe muy bien si fue debido a agotamiento físico o a una enfermedad, cuando contaba sólo 24 años de edad. Fue canonizada por el Papa Gregorio IX en 1235.
 
Santa Isabel se suele comúnmente representar como una dama vestida con ropas reales y corona cargando un cesto lleno de rosas. Esto es una alegoría al milagro de las rosas que ocurrió cuando estaba obsequiando pan a los pobres y fue sorprendida por su cuñado Conrado de Turingia. Para que no tuviese que mentir, o fuese castigada por el noble germánico, según la leyenda Dios hizo convertir el contenido del cesto en rosas.
Igualmente es común hallar representaciones de Santa Isabel, donde está rodeada de gente pobre o enferma, aunque casi como motivo fijo se halla el cesto lleno de rosas o de hogazas de pan.
 
Como veis sigo informándome sobre aspectos húngaros que me van rondando por la cabeza. Mi próxima búsqueda de información probablemente sea sobre la cultura húngara centrándome en la alimentación ¿Habrá que saber qué se come allí para poder preparar platos ricos a los peques cuando vengan, no?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

domingo, 4 de agosto de 2013

Inventos e Inventores HÚNGAROS


Si preguntamos a alguien por inventores o personalidades importantes húngaras probablemente se queden con cara de asombro. En este pequeño artículo os mostraré cómo algunos de los más comunes objetos que utilizamos a diario o que rodean nuestras vidas han sido creados por húngaros.

¿Sabíais que los Premios Pulitzer tienen su origen en Hungría? Joseph Pulitzer fue un emigrante húngaro (Makó) que tras ver frustrada su carrera militar emigró a EEUU en 1864. En su testamento donó una enorme cantidad de dinero para la creación de los premios Pulitzer. En un principio eran 13 premios y a lo largo del tiempo se han convertido en 21. Abarcan diferentes facetas: periodismo, literatura, música, ciencia, tecnología... y están considerados como la más alta distinción para las obras publicadas en los EEUU en lengua inglesa. Se entregan cada año durante el mes de abril

¿Habéis tomado nota? Pues hacerlo con un bolígrafo, ya que precisamente László Bíró fue el creador de este común objeto que prácticamente utilizamos todos a diario. Compaginando su carrera como periodista realizó otros inventos: una máquina de lavar (precedente de la lavadora), una caja de cambios (patente adquirida por General Motors), un termómetro clínico, un dispositivo para obtener energía de las olas del mar...
Los hermanos Wright han sido desde siempre los personajes más vinculados a la historia de la aviación con su primer vuelo aéreo en 1903. Pero este gran invento tuvo numerosas aportaciones. Este es el caso del húngaro Oszkár Asbóth, que investigo en la creación de hélices especiales para tan singular invento. En 1915 comenzó creando hélices de madera y posteriormente viendo su eficacia las transformó en metal y varió sus dimensiones. De ahí que sus hélices se utilizaran tanto para aviones como para barcos.
Pero si por algo es realmente conocido Oszkár Asbóth, es por su aportación a los helicópteros. Sin duda alguna, sin sus hélices especiales para los helicópteros este invento nunca hubiera funcionado.
Otro de los grandes personajes húngaros es Edward Teller. Nacido en Budapest consiguió el sobrenombre de "el padre de la Bomba H" ya que fue uno de los creadores de la bomba de hidrógeno. Su figura pública fue siempre controvertida. Recibió importantes honores pero por otro lado fue criticado por muchos.
La fusión nuclear dio paso a la creación de una nueva fuente de energía (barata, se podía crear en grandes cantidades, pero también implicaba grandes infraestructuras), y por otro lado se creó la enemistad de aquellos que vieron que su invento podía provocar elevado número de víctimas si su aplicación se destinaba a la creación de bombas. Todos recordamos las bombas lanzadas en la Segunda Guerra Mundial (Hirosima y Nagashaki) que dejaron más de 250.000 muertos, miles de heridos, y sus consecuencias en la población se prolongaron durante décadas.
Antes de continuar con más inventos e inventores me gustaría deciros que la mayoría de estos inventores crearon sus inventos en EEUU, tuvieron que emigrar debido bien a sus ideales, bien a su nacionalidad y las persecuciones a las que fueron sometidos durante el periodo de entreguerras por la política nazi. Es por ello que aunque la mayoría nacieron en Budapest acabaron viviendo al otro lado del Atlántico. Vista esta consideración continúo con el tema de este apartado...

La vitamina C es fruto de las investigaciones de Albert Szentgyörgyi. Bioquímico húngaro. Cursó estudios de medicina en Budapest y Cambridge y se doctoró con un trabajo sobre las vitaminas dirigido por Hopkins. Trabajó como profesor en las universidades de Presburgo, Praga, Berlín, Hamburgo, Leiden y Groninga. Por el descubrimiento de la vitamina C y por sus trabajos sobre los procesos de combustión de los nutrientes en el interior de las células, recibió el premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1937.
Su contribución ha hecho que se reduzcan considerablemente las tasas de mortalidad y de enfermedades crónicas. La vitamina C ayuda al desarrollo de dientes, encías, huesos, cartílagos, la absorción del hierro, crecimiento y reparación de tejidos (las células necesitan esta vitamina para unirse), producción de colágeno, metabolización de grasas, cicatrización de heridas, etc.


¿Quién no ha jugado alguna vez con el cubo mágico de Rubik? Este Húngaro nacido en Budapest fue escultor, arquitecto y diseñador de la Escuela de Artes Comerciales de Budapest. Aunque su invento más conocido es el cubo de Rubik también es famoso por el Rubiks clock (del cual no fue inventor, sólo se convirtió en el propietario de la patente al comprarla).
El Cubo de Rubik es un rompecabezas mecánico inventado en 1974. En sus orígenes se crearon cuatro versiones distintas: una de 2×2×2 (denominado "Cubo de Bolsillo"); la estándar, de 3×3×3; el de 4×4×4 (también llamado "La venganza de Rubick"), y otra de 5×5×5 (conocido como "El cubo del profesor", que es la versión más extendida y comercializada). Hoy día también se han desarrollado otras versiones de 6x6x6 y 7x7x7. Desde el año 2010 están comercializados también los cubos de 9x9x9 y 11x11x11.
Su inventor lo bautizó originalmente como el Cubo Mágico. Fue en mayo de 1980, año de su comercialización a nivel mundial, cuando se le rebautizó como Cubo de Rubik. Se ha dicho de él que es el juguete mejor vendido del mundo entero, con alrededor de 300 millones de cubos de Rubik vendidos. ¡¡¡Casi nada!!!
Otro invento húngaro son los fósforos o cerillas (su nombre más conocido. Realmente la invención de las cerillas se debe a la contribución de numerosos personajes y de diferentes nacionalidades: el británico John Walker, el químico francés Charles Sauria, y por su puesto los húngaros János Irinyi e Istán Rómer.
John Walker en 1827, buscaba un explosivo para las pistolas. Al remover una mezcla de productos químicos provocó un leve deflagración. Así fue inventada la cerilla de fricción. Charles Sauria añadió fósforo blanco para quitar el mal olor. En 1836, el estudiante de química húngaro János Irinyi, sustituyó el clorato de potasio por dióxido de plomo. Las cerillas así fabricadas ardían uniformemente; se las llamó cerillas silentes. Irinyi vendió su descubrimiento a István Rómer, húngaro radicado en Viena, quien se hizo rico con la fabricación de estas nuevas cerillas.


Otro de nuestros inventores húngaros fue el  húngaro Dénes Gábor. Físico y ganador del Premio Nobel de Física. Fue conocido por ser el inventor del holograma. Su labor como investigador también fue inestimable en los trabajos científicos sobre la óptica física o la televisión en color.
La lista es larguísima. Un gran número de premios Nobel, toda una serie de inventos y descubrimientos, desde creaciones que hicieron época hasta obras que embellecieron e hicieron más amena nuestra vida. Son el trabajo de un pueblo que vive en el corazón de Europa, en la cuenca de los Cárpatos, de una nación, cuya historia da pruebas de la continua renovación, al tiempo que conservan sus tradiciones.