domingo, 29 de noviembre de 2015

Recogida de Alimentos 2015

El año pasado me quedé con las ganas de participar en la gran recogida que organizaba el Banco de Alimentos. Este año, aunque un poco apurado hemos podido inscribirnos y allí hemos estado, al pie del cañón.
Es impresionante cómo invertir unas horas de tu tiempo pueden darte tanta satisfacción. La experiencia me ha servido de mucho. 
Hasta ahora veía como en televisión o prensa daban datos del número de kilos que se habían recogido en los establecimientos, y pensaba !qué bien que la gente sea tan generosa y se involucre en estos aspectos! Ahora además, me quedan claras varias cuestiones. Son muchas las dificultades por las que pasan muchas familias, pero a pesar de esto poseen un sentimiento desinteresado y una gran generosidad. No hay que juzgar a las personas por su apariencia. Personas que en un principio no te dicen nada o que piensas que no van a realizar ninguna aportación te sorprenden. 
Durante mi experiencia hubo personas que entraron a comprar el pan al establecimiento y salieron cargadas de productos para donarlos a esta buena causa. Algunas llegaron a ofrecer dinero, cosa que no se podía aceptar, y volvieron a entrar en la tienda para comprar productos y entregarlos en el mostrador a la salida.
Muchas iban a realizar la compra con niños pequeños, y eran estos los que llevaban a la salida el paquete de arroz o de pasta o de.... Había que verles con qué carita de satisfacción lo entregaban y cómo los padres les explicaban por qué lo hacían. Esa transmisión de valores, esa generosidad, ese espíritu solidario con y para las personas me transmitió una paz y sensación que hacía mucho tiempo que no experimentaba.
 
¡Qué decir de los voluntarios! El equipo de voluntarios del que formabamos parte fue estupendo. Sin duda el año que viene intentaré repetir la experiencia y desde luego que intentaré infundir estos valores a mis hungaritos cuando estén con nosotros.

Para los que desconozcáis el funcionamiento del Banco de Alimentos os dejo un enlace donde podéis conocer su origen y funcionamiento. http://www.bamadrid.org/


2 comentarios:

  1. ¡Qué bien que se acercara tanta gente solidaria y que se transmita a los peques de la casa! Yo, en cambio, me llevé una gran decepción hace unos días. En mi trabajo tuvimos durante diez días una caja para recoger alimentos, mantas, etc con destino al Sáhara... pues bien, tres personas dejamos algo. Tres, como digo, incluyéndome a mí... así que sólo hubo dos personas (en un centro por el que pasan cientos de personas cada día) que no me decepcionaron. En fin, ¡viva nuestra sociedad! Por eso me alegra tanto saber que vosotros tuvistéis más éxito.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que aportar unas horas de nuestro tiempo no nos cuesta nada y la labor que se hace es muy gratificante. Respecto a la propuesta que hicisteis en vuestro trabajo me parece inaudito la poca colaboración que hubo. ¡Anda que no podían haber ayudado de alguna forma! Creo que todos tenemos en casa muchas cosas de las que podemos desprendernos y poder ayudar a tantas personas necesitadas. En fin, a veces las cosas funcionan de esta forma. Ainsssss!

    ResponderEliminar