jueves, 5 de noviembre de 2015

Lo haces y punto

Hoy os traigo un vídeo muy particular que puede ser que os deje un tanto reflexivos. No quiero adelantar acontecimientos, ni hablaros de qué se trata hasta que lo veáis para no destapar la sorpresa. Prefiero que a través de las respuestas que deis a esta entrada comentemos el efecto que os ha producido.




¿Qué os ha parecido? ¿Os ha sorprendido tanto como a mí?

9 comentarios:

  1. La cara que se le ha quedado al profesor, jaja. Reconozco que me ha sorprendido, creía que hablaba una mujer (u hombre) que trabajaba fuera de casa y luego hacía las tareas domésticas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente, la primera vez que vi el vídeo pensé que se trataba de un profesor, pero luego ya caí en la cuenta.

      Eliminar
  2. Muy bueno el vídeo! yo también pensaba que era una mujer "conciliando"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces este tipo de situaciones pasan desapercibidas y es necesario verlas a través de vídeos como este para darnos cuenta.

      Eliminar
  3. Yo también pensé que era una mujer con trabajo fuera y dentro de casa. Tu eres profesor roberto, que piensas de este tema? No es la primera vez que oigo comentarios de la cantidad de trabajo que tienen los niños, incluso desde bien pequeños.

    Saludos Belén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, tras recibir este vídeo a través de correo electrónico se me ocurrió ponérselo a mis alumnos de 3º ESO (14-15 años). La mayor parte de ellos se sorprendieron porque no se imaginaban de quien se hablaba en el vídeo.
      Todo es un poco subjetivo desde mi punto de vista. La situación que se plantea en el vídeo es un poco exagerada desde mi punto de vista. Es cierto que tienen muchas materias y que si se suman los deberes que tienen de cada una de ellas la verdad es que pueden llegar a juntarse con verdaderos agobios, pero no siempre es asi.
      Yo por ejemplo intento que lleven el menor número de deberes a casa. Intento que en mis clases nos queden 10 minutos al final para que ellos los utilicen haciendo precisamente esos ejercicios. ¿los hacen? Ese es el problema, que muchos aprovechan esos 10-15 minutos para otras cosas y al final se los llevan a casa.
      Si fueran un pelín más organizados el 50-70% de los ejercicios podrían hacerlos en clase y muchas veces incluso no llevar nada para casa. Ahí tiene que ver mucho lo organizado que uno sea y aplique las técnicas de estudio (que muchas veces son lo que verdaderamente falla).
      Por otro lado durante el verano, los alumnos deberían tomar ese tiempo para descansar y disfrutar de "su vida". El inconveniente radica en si ese alumno tiene que recuperar alguna materia para el mes de septiembre. En ese caso, evidentemente, tendrá que incluir dentro de ese tiempo, un espacio dedicado a conseguir los objetivos que se plantean para esa materia y la única forma es estudiando. Una buena planificación (que es también lo que suele fallar) puede ayudarles.
      En los centros educativos las programaciones de las materias nos vienen dadas por cada Consejería de Educación. Hay que seguir una planificación y los contenidos hay que desarrollarlos de la manera más apropiada. No podemos limitarnos a ver unos temas del libro y dejar el resto. Hay objetivos que los alumnos deben superar para dar por superada la materia. Ojalá pudiera extenderme en muchos temas que a los alumnos les atraen y les gustan, pero no podemos detenernos todo lo que queramos.
      Intento motivarlos de múltiples formas: vídeos, presentaciones, blogs,concursos, actividades..., de manera que las clases les resulten lo más amenas posibles.
      Después de ver el vídeo les pregunté ¿Cuántas veces os han dicho los profesores o la familia que están contentos con vuestro trabajo o que os animan a seguir adelante? El silencio se hizo presente en la clase ¿lamentable verdad? Aproveché la ocasión para indicarles que yo en mis tiempos pasé por la época de estudiante (e incluso en la actualidad sigo estudiando) y que los comprendía perfectamente. Que era consciente de su situación y de los agobios y problemas que tienen, y que les animaba a seguir adelante. Que frecuentemente no lo decimos, pero que somos conscientes del trabajo y el esfuerzo que hacen.
      Tendrías que ver sus caras. Algo tan sencillo como animarles hizo que sus caras cambiasen.

      Este tema da para mucho que hablar, pero creo que con esta breve explicación he dicho mucho y da para reflexionar en muchos temas.

      Eliminar
  4. Muy cierto que los profesores no son completamente libres para realizar sus clases, la programación que viene marcada no deja profundizar como debería en los valores fundamentales. Por eso mi gran reticencia a demasiados deberes. Los peques muchas veces se ven arrastrados por los objetivos que los padres o la sociedad ha planteado y terminan perdiendo esa infancia de juego e imaginación que creo es fundamenta para su posterior desarrollo cognitivo. Te felicito, porque posiblemente esa hora en la que le has puesto el vídeo y ese debate en el que ellos han podido expresar sus sentimientos, han aprendido mucho mas que una hora de clase convencional. Aunque para ello, a ti te suponga ir mas apurado en el contenido del curso. Por otro lado ese pequeño reconocimiento que probablemente no te costo nada hace (porque sabes lo importante que es), es la base fundamental para construir sus autoestimas. Gracias a dios, en la educación actual, nos estamos dando cuenta poco a poco la importancia que tiene los valores y la inteligencia emocional. Esa que tanta falta nos hizo a nosotros cuando eramos pequeños, y por la cual muchos padres no son capaces de felicitar a sus hijos por sus esfuerzos. Todos necesitamos ese reconocimiento que tu les has hecho a tus alumnos. Cuantos adultos no somos, o no nos sentimos valorados en nuestros trabajos. Cuantos nos sentimos que no valemos o que no somos suficientemente inteligentes. Como no pensar que es fundamental para ellos.

    Por eso, creo que debería haber en la educación mas flexibilidad para los profesores con vocación, como mi gran referente Cesar Bona.

    Saludos Belén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente es impresionante la labor de (César). En mi caso carezco de tanta flexibilidad como él. También hay que tener en cuenta que el es maestro de primaria. Los alumnos pasan un mayor número de horas con el profesor. En mi caso en Secundaria todo está mucho más limitado.
      Si que es cierto que ojalá pudiéramos desarrollar las materias de esa forma. Todos saldríamos ganando.

      Eliminar
  5. Complicado tema sobre el que debemos reflexionar por la calidad de vida de nuestros niños. Ya no son solo los deberes, sino lo que les exigimos a tan corta edad: alto rendimiento en lo que hacen, actividades extraescolares, autonomía, no llores, no pasa nada, venga date prisa, corre, no pienses, no sientas, no hay tiempo,... Creo que estamos en una época de catarsis que nos ayudará a reflexionar sobre qué queremos y qué no en nuestras vidas y en nuestra sociedad... O eso espero ;)

    ResponderEliminar