martes, 1 de abril de 2014

Lo Imposible no existe, sólo tarda un poco más


Hay días en los que uno se encuentra totalmente "aplatanado" y todo se le hace un mundo. Hoy con el cambio de hora (primavera), ha sido el caso. No creo que se trate por el adelanto de la hora, pero he estado todo el día como si hubiera estado toda la noche sin dormir y no he dado pie con bolo en todo el día. ´
 
Esto me ha hecho recordar un antiguo dibujo que tenía en una carpeta. No lo he podido localizar, pero he encontrado uno muy parecido en internet. Es el que os he puesto junto a esta entrada.
 
A pesar de tener un día un tanto gris con gran apatía, he echado la vista atrás y he visto cómo a pesar de llevar "relativamente poco tiempo" en el proceso de adopción, nos hemos llevado varios chascos, alegrías, emociones y  bajones.
 
Es como diría "Antonio Buero Vallejo", como "La historia de una escalera", en la que nosotros somos los protagonistas. El guión varía a lo largo de la historia: subimos escalones de uno en uno, de dos en dos, hay parones, reparaciones en la barandilla, tramos más altos, vértigo, bajadas inesperadas, pero eso si, el final de la historia no varía, y tenerlo claro, es un final Feliz. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario