martes, 16 de julio de 2013

PRIMERAS ENTREVISTAS CON LA PSICÓLOGA Y LA TRABAJADORA SOCIAL


Tras contactar por teléfono con la psicóloga y la trabajadora social, hemos tenido las primeras entrevistas. Algo que no he comentado anteriormente es que para elegir tanto a una como a otra, y sabiendo que estamos en el mes de julio, tuvimos en cuenta el periodo de vacaciones de cada una. ¿por qué? Porque aunque en un principio las entrevistas se realizan por separado con cada una de ellas, cuando tienen preparado el veredicto, ellas tienen que reunirse y emitir conjuntamente un informe final. Es por ello que más o menos tienen que tener un periodo de tiempo en el que coincidan para poder trabajar conjuntamente, y no interfieran las vacaciones de por medio.
 
Nuestra experiencia ha sido un tanto dispar. En las dos entrevistas que llevamos realizadas por la psicóloga (una de 2,5 horas y otra de 4,5 horas), la sensación de ponernos la situación muy cruda y con muchos problemas ha sido patente. Ha profundizado mucho en la situación en la que están los niños y los problemas que a menudo traen, y en cómo pensamos que los podemos afrontar. Han sido muchas horas seguidas de preguntas conjuntas, individuales, test... No me ha gustado la experiencia. Creemos que con estas dos entrevistas será suficiente, pero si la psicóloga necesita más datos para emitir el informe puede requerir más entrevistas con nosotros. Estamos a la espera de que nos dé una contestación.
Con la trabajadora social, la situación ha sido diferente. Aunque también ha hecho hincapié en ese tema, la actitud ha sido diferente. Nos dijo que escribiéramos un  resumen biográfico de cada uno, lo hemos comentado. Hemos hablado de múltiples temas, edades de los niños, problemas, familia, relaciones... Hemos tenido dos entrevistas en su despacho y el próximo jueves tenemos la entrevista en nuestra casa. Según nos han contado esta entrevista se lleva a cabo en el domicilio para comprobar que éste se encuentra en la situación óptima para poder convivir con los niños.
Como podéis observar estoy hablando en plural. Si, nos hemos decidido por dos hermanitos. Es algo que teníamos ya pensado desde hace bastante tiempo. Sabemos que esto traerá consigo más trabajo, más responsabilidad, más esfuerzo, pero también hay muchos factores positivos: ellos estarán más apoyados entre sí, tendrán a alguien muy próximo con el que hablar, jugar, e incluso discutir. Y por supuesto el doble de cariño, y amor por nuestra parte.
 
Nos hemos enterado de que el día 30 hay una Comisión de Tutela en la Comunidad de Madrid. Entre otras cuestiones en esta comisión revisan los informes psicosociales y dan el visto bueno o no. Junto con este informe, además es muy importante que se entreguen aquellos documentos que han expirado/caducado. En nuestro caso tenemos que renovar el Certificado de Penales y los Certificados Médicos. Todo tiene que estar en regla, hasta el último detalle para que puedan dar el visto bueno. A partir de ahí y cuando tengamos la aceptación por parte de la Comunidad de Madrid, ya podremos dirigirnos a la Ecai para comenzar con el proceso de adopción en Hungría.
 
Sabiendo ya al 100% que nos hemos decantado por Hungría, mi intención en este blog es la de introducir progresivamente información más concreta sobre este país intercalándola con el seguimiento del proceso de adopción. Se me han ocurrido algunas ideas: situación y características del país, comidas, frases en húngaro, inventores, etc. Ya lo iréis viendo...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario