lunes, 26 de agosto de 2013

COMIDA HÚNGARA ( I ). GOULASH ó GULASH

Tal y como os comenté, y teniendo en cuenta que aún no sabemos las edades de nuestros futuros niños. Se me plantea qué comidas prepararles cuando lleguen. Es posible que estén acostumbrados a determinados platos y sabores. Y no estaría de más que algunos sabores les fueran familiares. Por ello me he decantado por buscar una receta de goulash/gulash, que es el plato típico de Hungría.
 
El Gulash está considerado como uno de los estofados o guisos de carne más antiguos. A veces puede ser un guiso espeso, y otras más caldoso, llegando a ser considerado una sopa de carne. Principalmente estaba compuesto de carne, cebollas y manteca, y con el tiempo se le han ido añadiendo nuevos ingredientes: patatas, pimientos, ajo, vino, carne de liebre, de cerdo, de cordero, de pollo, etc. Uno de sus ingredientes definitivos es el pimentón o paprika. Como supongo que no tendremos en casa paprika húngara, os recomiendo que utilicéis pimentón de la vera (tiene un toque ahumado muy rico). Si alguno os gusta el picante tenéis la opción de poner pimentón picante al gusto. La receta que os voy a enseñar hoy la he preparado yo mismo (que sepáis que las recetas que os ponga en adelante previamente estarán preparadas por mí, de manera que así puedo dar mi opinión y no se tratará de una mera receta elegida en internet). Teniendo en cuenta que soy un cocinillas y me encanta disfrutar preparando y saboreando la comida, os aseguro que no os defraudará.
 
Hay muchas variedades de Gulash, yo he elegido la sencilla y vosotros podéis añadir nuevos ingredientes que al final os diré por si queréis ir haciendo variaciones. (Sería una forma de hacer dinámico y más divertido este plato)
Ingredientes para 4/5 personas:

- 1 kg de carne de ternera
- Aceite de oliva suave (media taza de las de café)
- 3 cebollas medianas
- 3 tomates maduros medianos
- 2 cucharadas soperas rasas de pimentón/paprika (picante o dulce, eso es al gusto de cada uno)
- Sal
- 1 litro de agua o caldo de carne (lo podéis hacer con dos pastillas de Avecrem, o con dos cucharadas de Bovril, lo venden en todos los hipermercados como Carrefour, Mercadona, Alcampo...)
- Harina para la carne (la necesaria para sofreír un poquito la carne y darle cuerpo)

Opcional: (Yo lo he añadido)
- Enharinar la carne
- 1 zanahoria mediana
- Vino blanco (dos dedos índice medidos en una tacita de las de café)

Opcional (Yo no lo he añadido)
- Carne de cerdo, liebre, buey, conejo en lugar de ternera.
- Manteca en lugar de aceite.
- 3 patatas medianas
- Vino tinto en lugar de vino blanco.
- Dos dientes de ajo.
- 1 hola de laurel.
- Un pimiento rojo partido en daditos
- Nata agria (este ingrediente es muy típico en Hungría). Se añade al servir, cada uno se echa la cantidad que quiera. Se suele poner en una salsera.
- Nata para cocinar (algunos la utilizan para espesar la salsa)

Modo de Preparación:

1º) Quitar la posible grasa que tenga la carne y cortar en dados de 2-3 cm. Ponerle sal, enharinar.
2º) En una olla/cazuela (yo he utilizado olla) coloca el aceite y cuando esté caliente añade la carne. Remover para que se dore por todos los lados. Apartar la carne en un plato.
3º) En la misma olla y con el aceite y jugos que nos han quedado saltear las cebollas y la zanahoria que previamente hemos cortado en juliana.
4º) Añadir los tomates pelados y en trozos. Remover.
5º) Añadir el vino blanco. Remover
6º) Añadir el caldo que previamente hemos preparado y una pizca de sal. Remover.
7º) Añadir la carne y el pimentón/paprika. Remover y llevar a cocción. Comprobar el punto de sal por si hay que añadir algo más.
8º) Colocar una tapa y a fuego lento dejar cocer a fuego lento durante una hora. El tiempo de cocción indicado es desde que se añade la carne. Dependiendo del tipo de cocina que uno tenga en casa puede que se necesite un poco más de tiempo o no en la cocción. Es conveniente ir viendo si se necesita más o menos tiempo. Lo podéis comprobar pinchando con un tenedor la carne.

Jó étvágyat  (¡Buen Provecho!)
 
Consejos:

Si la salsa sale poco espesa podéis añadir maicena o un poquito de harina. Si os decidís a incluir patatas, lo más probable es que la salsa espese un poco más.
Si queréis incluir patatas en el gulash, ponerlas cuando el guiso está a media cocción, ya que si lo ponéis antes se desharán con la salsa.
Tras el punto 7, probar la salsa. En mi caso necesité echar un poquito más de sal, y me hubiera gustado haber quitado un poquito de pimentón, pero aún así estaba muy rico.

El plato se puede acompañar con:
- Arroz blanco
- Pasta (spaetzle / ñoquis húngaros)
- Champiñones laminados
- Gulas
- Nata agria.
- En mi caso yo lo he puesto con ¡patatas fritas!
- Etc
 
Espero que no os haya liado mucho. He intentado ser lo más claro posible, pero si os animáis a prepararlo y tenéis alguna duda ya sabéis como contactar conmigo.




 
 
 
 
 

9 comentarios:

  1. Roberto y qué tal si el día de la barbacoa nos preparas también un goulash? A mí me encanta! Un saludo de una compi a los dos.
    N.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo os preparo lo que queráis, eso sí, con tiempo... Gracias N.

      Eliminar
  2. Jon & Jos, de Bilbao : Buena pinta tiene el plato y tu actitud e ilusión es fantástica, Roberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues os animo a prepararlo. Está de rechupete!!!

      Eliminar
  3. Que buenísima pinta tiene este plato!! y que suerte tiene tu mujer con que seas un cocinillas Roberto jajaja.
    Nosotros seguimos hablando con Gobierno de Aragón y Mimo recopilando toda la información posible para ver si definitivamente cambiamos de país y nos unimos a Hungría con vosotros. La verdad es que cada vez nos atrae más ese país...ojala vaya todo bien. Ya os iré contando. Jon muchas gracias por los consejos sobre lo de ir a por tres niños...sabemos la locura que es...y por eso lo estamos pensando todo mucho y viendo todas las posibilidades. A ver que pasa.., estamos en contacto.
    Ignacioymaria

    ResponderEliminar
  4. Animaros a probarlo. La próxima receta será de pan trenzado, un clásico en Hungría!!! y muy rico. Ya lo veréis.

    ResponderEliminar
  5. Tiene una pinta exquisita. El próximo fin de semana me pondré manos a la obra con tu gulash. Además no parece que sea difícil de hacer. Estás en todo. Gracias por el blog

    ResponderEliminar
  6. Bueno, no es goulash, sino guyás leves (al pedirlo, como es acusativo, se dice Guyást). El de Hungría es muy caldoso, con trocitos de carne mucho más pequeños, para tomar en plato hondo, con pan. Pero no dudo que tu guiso está muy rico también. Jó étvágyat!
    Lila

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la observación Lila.
      Efectivamente, el goulash que yo realicé es un goulash seco, no es caldoso. El otro tipo y que aún tengo pendiente por hacer es la sopa goulash. Es buenísima, pero tengo que ponerme manos a la obra en la cocina e intentarlo.
      Lila, ¿eres húngara? Me vendría muy bien alguna recomendación sobre algún plato típico húngaro que sea fácil de realizar.
      Gracias por seguir mi blog.

      Eliminar