viernes, 4 de marzo de 2016

¿Quién dice que con la comida no se juega? ( III )

En esta tercera entrega del "Master en Comida Divertida" he procurado realizar platos muy sencillitos para que no tengáis escusa para no realizarlos. No me vale eso de que no os sale. Hay que intentarlo. Tampoco me vale eso de que "ese día no fuisteis a clase" (jeje). Estad preparados porque si conseguís hacerlos pasaremos al siguiente nivel (los siguientes serán más complicados). Bueno, vale, seguiré haciéndolos sencillitos (me habéis convencido)
¿Qué tal con vuestros peques? ¿Habéis conseguido hacer logros? Y los que aún no los tenéis con vosotros id practicando ¿eh?
Hoy os presento dos comidas divertidas realizadas con frutas (¡Viva las vitaminas!)
La primera que he hecho la he titulado "Caracoles de mandarina" (obviamente no me he devanado los sesos para poner el título, jejeje). Son caracoles de mandarina y su fabricación no puede ser más sencilla. El truco consiste en quitar primero la cáscara de los lados para que lo que nos quede sea una tira que rodee la mandarina. Luego con una tijera se le da forma a los cuernos y al rabito. Por último se le ponen unos ojitos en la cáscara con un rotulador. Aquí vuestra imaginación puede desbordarse ya que las caras de los caracoles admiten muchos cambios (ponerles pelo, gafas, perilla, bigote, otro tipo de ojos...). Lo dejo a vuestro gusto. Yo he optado por hacerlo de forma simple.

Para la segunda comida divertida, "En la Playa" he utilizado más frutas, catas de mandarinas para la base, el tronco de las palmeras son un plátano partido de forma longitudinal, las hojas de la palmera son trocitos de kiwi, y los cocos son lacasitos.
¿Sencillo, no? La elaboración de este plato tiene un enorme problema, sobre todo si uno es goloso.... "los lacasitos". Cuidado, hay que reservarlos, no os los podéis comer antes de que el plato esté preparado, o bien, tener una reserva para ir añadiendo a medida que os los comáis.

Vuestros peques seguros que estarán encantados de que hagáis estas especialidades con ellos. Además están abiertos a muchas posibilidades. Hay que dar rienda suelta a la imaginación (a la vuestra y a la de ellos).
Espero que os haya gustado la entrega de hoy. La próxima será de lácteos (en concreto con quesitos, así que ir preparando la materia prima para poder elaborarlos).

4 comentarios:

  1. Que divertidos y originales los platos! Dan ganas de comerselo todo! Saludos! SM

    ResponderEliminar
  2. La cosa es animarse a hacerlo. Son fáciles de hacer y seguro que te lo pasas "pipa".

    ResponderEliminar
  3. Me han encantado! muy sencillitos para los torpes como yo... lo pondré en práctica en breve... ¡GRACIAS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo que para torpes? Aquí nadie es torpe. Nos puede costar más o menos, pero lo suyo es practicar y practicar.
      No te desesperes que son sencillitos y seguro que incluso luego te pica el gusanillo e innovas nuevos diseños. Ánimo.

      Eliminar