lunes, 14 de marzo de 2016

Buñuelos rellenos de cariño y mucho más


Un fin de semana más . Con eso de que hace fresquete a uno no le apetece mucho salir a cogerse un resfriado, de manera que ayer tuvimos tarde repostera.
¿A qué niño no le gusta el dulce? Supongo que a muy pocos, así que me empleé a fondo y estuve preparando unos buñuelos muy especiales.
Especiales porque les puse mucho cariño pensando en mis futuros hungaritos. 

Los buñuelos rellenos de nocilla estaban para chuparse los dedos. También se pueden rellenar de mermelada, crema pastelera, cabello de ángel... En la variedad está el gusto. Lo mejor es hacerlos variados, y así para la próxima vez hacerlos de un sólo relleno dependiendo de cuál haya gustado más.
No es necesario ser un manitas en la cocina, pero si ponerle mucho empeño, así que os animo a que vayáis haciendo pequeñas incursiones en la cocina. Vuestros peques os lo agradecerán!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario