viernes, 1 de marzo de 2013

Entre tanto... ha llegado Cooper


Entre espera y espera, ha llegado a casa Cooper.La diferencia de como vivía antes (imagen de la izquierda) a como está ahora (imagen de la derecha), es brutal.
Tiene casi dos añitos, lo hemos recogido de un centro de animales que hay en Guadarrama (en Fenixcan). En casa es un encanto, pero al sacarlo fuera para dar paseos, cambia de forma radical. ¿Tendrá doble personalidad? Supongo que estará estresado y que necesita un periodo de adaptación como es lógico. Tener a Cooper en casa será una nueva responsabilidad.
Para poder adoptar a Cooper hemos tenido que pasar por una entrevista. Ójala las entrevistas que tengamos para obtener el Certificado de Idoneidad en la Adopción Internacional sean similares.
Hay una gran diferencia entre adoptar un niño y adoptar una mascota, en este caso un perro. Pero ambos casos suponen tener nuevas responsabilidades. También hay que tener en cuenta su integración. No es lo mismo integrarlo como uno más de la familia, que tenerlo como un elemento de ocio o de diversión. A veces pueden incluso ser mejores que ciertas personas. Te aportan más de lo que uno puede imaginar. Ya os iré contando algo más a medida que vayan pasando los días. Estamos muy ilusionados con él y el con nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario