miércoles, 12 de noviembre de 2014

¿Será hoy? ¿Mañana? ¿Cuándo?

imagenes de reflexionDía tras día me levanto pensando en ¿será hoy cuando reciba la llamada esperada?. Pasan las horas, pero esa llamada no llega. No pierdo la esperanza, ni la ilusión, pero los días pasan y la paciencia se convierte en desesperación. No se puede hacer nada para cambiar la situación, por tanto conservo la calma y pienso en que será por algo. Algo mejor. 
Quizá el destino quiera que esos dos hungaritos sean tremendamente especiales (que estoy seguro que lo serán), y está esperando el momento adecuado. No vendría nada mal un atisbo de luz, un aliento de apoyo para recargar energías y llenar aún más si cabe la esperanza de que ese momento cercano está próximo, que no se dilata en el tiempo.
Pronto llegará la Navidad, ya tenemos el anticipo en  nuestras calles. Los escaparates anuncian la temporada de juguetes, colonias, etc, los supermercados te reorientan los pasillos cargados de turrones y dulces, y uno se plantea cómo decorar la casa y qué poner en el árbol de Navidad. 
¡Que entrañable sería poder decorar el árbol con la ayuda de dos pequeñuelos! ¿Papá dónde van las luces? ¿Puedo poner yo la estrella? ¿Puedo, puedo? ¿Quiénes son estos señores en estos caballos tan extraños?

La ilusión por estas ocasiones hace que uno deje volar su imaginación, pero también llega el momento de aterrizar y ver que esa circunstancia no existe. Todo llega.

2 comentarios:

  1. Todo llega Roberto. Cada día que pasa es un avance más en el camino hacia vuestros niños. Mucho ánimo y un abrazo fuerte. Laura.

    ResponderEliminar
  2. Lo sé Laura. A veces a uno le gustaría que el tiempo pasase más deprisa de lo que realmente avanza. Cuando menos me lo espere llegará.
    Gracias !!

    ResponderEliminar