jueves, 7 de abril de 2016

¿Quién dice que con la comida no se juega? ( IV )

Seguimos con esas comidas divertidas con las que poder entretenernos con nuestros peques (o ir practicando para cuando lleguen). Lo prometido es deuda. Os comenté en la anterior entrega que haría algunos platos relacionados con los lácteos, en concreto con quesitos. Pues bien, aquí los traigo. Para poder realizarlos únicamente necesitamos quesitos tipo "mini babybel" y un poquito de maña y paciencia.
El primero que os presento "Paragüas bajo la nieve" no puede ser más sencillo. Sobre un fondo azul he utilizado lacasitos (si lo sé, mi afán por los lacasitos.... jejeje), de color blanco para dar efectos de copos de nieve. El paragüas está hecho con medio quesito en el que he recortado unas franjas del envoltorio rojo. Y el mango del paragüas es una pajita recortada (de las que se utilizan con los refrescos).
La segunda "Rostros varios", los podéis hacer de múltiples formas. El tipo de peinado es lo que les caracteriza. Podéis crear muchas expresiones diferentes. alegría, tristeza, asombro, furia....etc.
Para los rasgos faciales hay muchas posibilidades: crema de cacao, sirope de chocolate (que es lo que yo he utilizado)...
No os preocupéis si no os sale bien, puesto que si le dais la vuelta a cada quesito podéis seguir practicando y probando con otra cara distinta hasta que consigáis una de vuestro agrado.
La tercera, "Barquitos".
Para su elaboración he necesitado medio quesito al que le he recortado un poquito la base para que pueda mantenerse en pie, un palillo y media loncha de jamón de york (tipo sandwich). Para la vela podéis utilizar otro tipo de embutido (mortadela, choped..., lo que tengáis en casa).


Esta vez os lo he puesto demasiado fácil, no os quejéis. Ya veremos en la próxima...
Manos a la obra y ya sabéis que si suspendéis el curso hay recuperación, y recuperación de la recuperación, de manera que no os desesperéis.

           

No hay comentarios:

Publicar un comentario