lunes, 18 de abril de 2016

CUMPLEAÑOS

El viernes fue mi cumpleaños. Tuve un día bastante ajetreado en el trabajo sin a penas hueco libre para poder disfrutarlo, y casi sin tiempo para contestar a los muchos mensajes y llamadas recibidas, así que si se me ha pasado contestar a alguno, pido disculpas y desde aquí os agradezco a todos el detalle de haberme felicitado.
Entre tanto agobio de día me ocurrió algo inesperado. Ente clase y clase con libros, cuadernos, exámenes y trabajos varios, uno va y viene como pollo sin cabeza por los pasillos a pasos agigantados intentando no llegar tarde al aula. Nunca se sabe, los chicos son buenos, pero mientras esperan al profesor pueden organizar alguna. Pues bien, en  ese afán por llegar pronto a mi clase, me encontré con cierto revuelo. Algunos alumnos se agolpaban en la puerta de entrada como si de un final de curso se tratase, me miraban perplejos, un tumulto se oía al fondo: "... ya está aquí..." "¡Que ya ha venido!". Cuál fue mi sorpresa al encontrarme con esto en la pizarra:

Me estaban preparando un recibimiento muy especial, el problema es que había llegado demasiado pronto y no les había dado tiempo a prepararlo en condiciones. 
Es inevitable emocionarse ante este tipo de situaciones, sobre todo porque no se trataba de una grupo del que fuera tutor, con los cuáles el vínculo suele ser más fuerte. 
Estos agradecimientos desinteresados y el detalle y molestia de prepararlo significan y dicen mucho de los chicos. Bravo por todos ellos y por el resto de grupos que entonaron el Feliz Cumpleaños con sus mejores intenciones.

El resto del día pude llevarlo de otra forma, con la satisfacción de haber calado a nivel emocional con mis alumnos. Eso si, tras unos minutos de distensión, continuamos con el temario preestablecido (cualquier escusa es buena para intentar no dar clase, jejeje).

Gracias a todos por hacerme pasar un buen día de Cumpleaños.

2 comentarios:

  1. Que bonita historia! Se ve que eres un profe de los buenos! Muchas felicidades por un año más y por alumnos así! Un abrazote! SM

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Siendo sincero no me quejo de mis alumnos. Con sus más o sus menos son buenos chicos y me lo demuestran día a día.

    ResponderEliminar