martes, 6 de enero de 2015

Noche de Reyes...

Esta noche ha sido especial para muchas familias. Padres que ilusionados han hecho todo los preparativos para que los niños despierten y mantengan sus ilusiones, niños que vieron como ayer los Reyes Magos de Oriente les saludaban desde sus engalanadas carrozas, acompañadas de pajes, camellos, caballos y miles de regalos... Por la noche la tensión de preparar comida y bebida para cuando llegasen ... y los nervios de intentar dormir temprano para que los Reyes pudieran realizar su labor.
Hoy por la mañana se habrán levantado al alba para ver que les han traído. 
En Hungría no se celebran los Reyes Magos, en su lugar el 6 de Diciembre les visita Mikulás que se encarga de dejar chocolates en los calcetines y zapatos que han colocado la noche anterior. Si en Hungría se celebrasen los Reyes Magos, o en el supuesto caso de que hayan formulado sus deseos a Mikulás... ¿Qué habrán pedido mis futuros hungaritos? ¿Y si han pedido una familia que les quiera y nos les abandone nunca? ¿Qué pensarán al día siguiente?
Quiero pensar que ese deseo llegará con un poco de retraso, pero llegará y que la esperanza y la ilusión que depositaron brillará en el momento más inesperado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario