lunes, 2 de junio de 2014

Nuestro maratón particular

¡Cuántas veces nos hemos encontrado en situaciones difíciles! El proceso de adopción es una de ellas. Son muchas las dificultades con las que nos encontramos a lo largo de este arduo y tortuoso camino: falta de documentación, errores burocráticos, problemas con los países, edades, zonas, y una larga espera que parece que no llega...
El optimismo es algo que me ha caracterizado desde que nosotros empezamos este proyecto. He tenido periodos de bajón como todo el mundo, pero quiero pensar que todo pasa por algo. Pero por algo positivo, quizá por el bien de nuestros niños, por un futuro mejor, por una situación más estable...
A todos los que estáis esperando quiero daros un aliento de esperanza. Estamos participando en una maratón, sabemos que son muchos los kilómetros que hay que recorrer y aunque uno no practique deporte, cada paso que demos significará que nos queda menos para la meta. Podemos parar para realizar un descanso, pero hay que seguir adelante. Tendremos cuestas y pronunciadas, pero no debemos abandonar.
Siempre habrá un avituallamiento en el que poder parar y retomar fuerzas que puede ir de la mano de nuestra pareja, nuestros amigos, familia... Aprovechadlo..
 
Nuestra medalla está esperándonos

2 comentarios:

  1. Ánimo!
    Cada día que pasa es un día menos para verles las caritas a los peques.
    Lorena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Lorena, no hay que agobiarse, cuando uno menos se lo espere recibirá la ansiada llamada. Ainsssss!

      Eliminar