domingo, 8 de septiembre de 2013

Una pastelería húngara en Madrid

Recientemente unos amigos trajeron a casa un postre riquísimo, "una barra de frambuesa". El postre fue doblemente especial porque además de estar delicioso se trataba de un postre húngaro. Al preguntar dónde lo habían comprado me llevé una grata sorpresa. En la calle Padilla 33 hay una pastelería "La Húngara". Se trata de un establecimiento que lleva funcionando desde 1950 y en la que ya han trabajado 3 generaciones. Está especializada en productos austriacos y húngaros.
Tengo que investigar recetas, pero prometo preparar un día uno de estos postres deliciosos...
 
 
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario